Un equipo de cocina muy familiar

La mamá se encarga de los sabores y Jia de los colores. Le gusta darle el toque de cariño al plato y decorar con una pizca de poesía el espacio. Si la reconoces por el local, le puedes pedir que te regale un cuento ilustrado que había publicado en su época de editora: “La Bufanda Roja”